Posts tagged ‘rosaalcayagatoro’

18 enero, 2013

Presentación en la FIL de Guadalajara del poemario Maldito Paraíso de Rosa Emilia del Pilar Alcayaga Toro.

por chilemexico

DSCF0989 DSC01723 DSC01733La Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2012 tuvo como invitado a Chile, acercando parte de su cultura, música y Literatura a una Ciudad que sin lugar a dudas cuenta con una gran empatía por su gente; muchas fueron las manifestaciones que demostraron la calidad y calidez de los artistas chilenos, y dentro de estas muestras de talento se encuentra Rosa Alcayaga, poeta, periodista y profesora, quien presentó Maldito Paraíso, su más reciente poemario.

Fueron Reyna Hernández Haro y Sheyla Preve, en ausencia de la autora, quienes el 02 de Diciembre en el Salón A del área internacional de la FIL, nos hablaron de un poemario que parte de una realidad dura, como lo es la violencia y que en palabras de Reyna Hernández podemos entender como “la confrontación entre el bien y el mal, inherente a la condición humana. Entre la belleza dionisiaca del espacio poético y la brutalidad transgresora de quienes vivimos ahí por un momento”.

Maldito Paraíso se sitúa desde una voz femenina potente que nos habla del sentimiento más interno e íntimo hasta el más social y público. Está Dividido en cuatro secciones (agua, aire, tierra y fuego) a las que Sheyla Preve se refirió de la siguiente manera:

“Conforme avancé por “Aire” –la primera sección de la antología- comprendí que la mujer tiene muy pocas cosas que agradecerle al Dios creado por los hombres, a través de la pluma de Rosa Alcayaga leemos la protesta ante la infinidad de diferencias y subordinaciones impuestas a la mujer por el simple hecho de serlo. No pude evitar preguntarme ¿Por qué los hombres se sienten tan amenazados por la mujer?”

“Al leer “Agua” me estremecí, el presentimiento de lo que me espera. A cada página mis resistencias y dolores personales han intentado brotar, por eso me he refugiado en la soberbia, esa vieja acompañante de mis soledades, sin duda la coraza contra las emociones femeninas. Me encontré entonces con “Ese Pueblo Maldito”, aquel que visitas en caso de ser una mujer suicida o un hombre feminicida, mi divinidad femenina interna se desgarra un poco más, esta herida permanece abierta en la piel de México y sus mexicanas que tantas hermanas han perdido en Juárez. Y comprendo que la solidaridad de sabernos mujeres es lo que le dio a la voz de Rosa Emilia la fuerza para hablar desde tan lejos acerca de lo que sucede en Ciudad Juárez. Ahora sí, me encontré de frente con las atrocidades, todos los tipos de violencia iban desplegándose frente a mis ojos conforme navegaban esas oscuras aguas del paraíso maldito de la misoginia.”

“Todavía me hacía falta recorrer sus tierras y arder en sus llamas, no quería continuar con los últimos dos capítulos, tenía la mente agotada y el corazón dolido; pero sabía que no podía hacer eso, debía llegar hasta el final, era lo menos que podía hacer para honrar a las mujeres que antes y durante mi tiempo sufrieron a causa del machismo, puse entonces mis pies en la tierra y mi cabeza volvió a subir a las nubes de la soberbia.”

“Las llamas violentas del fuego me enfrentaron con la máxima manifestación de violencia, los pueblos levantados en armas, las guerras y guerrillas, los asesinatos e intentos infinitos de terminar con la divinidad femenina, las campañas publicitarias enfocadas a controlar masas y convertir a la mujer en un objeto adquirible, observé vidas demolidas y símbolos que antes significaron paz ahora destruidos. Para cerrar con la terrible o maravillosa noticia de que Dios finalmente había muerto. Sí, hasta la muerte de Dios es ahora un suceso de vanguardia, una noticia masiva que nos lleva a concluir que efectivamente el mundo ha llegado a su fin.”

Maldito paraíso, en palabras de Reyna Hernández, es producto de la observación aguda y minuciosa de lo que acontece. La autora evidencia ese proceso de investigación seguido para articular cada uno de sus poemas, que a pesar de su dureza crea el anhelo de que la humanidad encuentre la manera de llegar a la armonía que nos lleve a un mundo distinto en el que hombre y mujer seamos capaces de convivir y crecer en familias regidas por el respeto al ser humano, sin importar sexo, raza o ninguna diferencia física, mental o espiritual que exista entre unos y otros.

29 septiembre, 2012

NARRATIVA / Rosa Alcayaga Toro

por chilemexico

 Nada más bello que un grito de joven con las manos limpias en alto

homenaje a los estudiantes movilizados en el año 2011

 

 

Recorre un largo camino desde un nacimiento anónimo hasta que su pelo desfila por vertientes ciudadanas en ese valle de la muerte devenido en cielo amoratado de jóvenes levantando el puño escribiendo en la pizarra astral de los sueños una consigna bizarra que se vaya Piñera que vuelva Bielsa. Cuenta que empieza con pocas ganas de gritar sólo para que unas migajas recogidas en horas de la tarde le bajaran a la mitad su cuota mensual de deudor educacional sin camisa amaranta sin vuelos verde esperanza sin lugar establecido u-topos sin siquiera tiempo nada en esta jungla de mierda que se llama chile voces de pájaros ahogados de mundo moderno invento traído en barco tuberculoso pisando fuerte devorando todo para que entre corsi e ricorsi encuentre un recuerdo botado en las escaleras de la comisaría mordiendo el polvo con la cabeza enterrada en el suelo aplastado por la bota inmunda de un boina negra embobinado de paco pobre que por unas miserables lucas creyéndose salvador de dólares de la viuda de Luksic y compañía acá en el fin del mundo tira una bomba lacrimógena adentro de un cuarto lleno de sobres que caminaban presurosos en manos diligentes de carteros celebrando un poquito de dignidad y la guitarra fue rota frente al zorrillo lanza aguas y volcanes encendidos abrieron sus heridas porque no basta la canción ni la música imagen etiquetada del mar de paraguas al igual que la revolución de las flores piden ser realistas y claman por lo imposible en este prolongado invierno que más parece primavera formando gloriosos comités de sueños.

read more »

11 abril, 2012

INVITACIÓN / Presentación libro Maldito Paraíso, de Rosa Alcayaga Toro

por Amanda Espejo


Día 24 de Abril a las 19Hrs.

en la sede Sociedad de Escritores de Chile

Almirante Simpson # 7
Metro Estación Baquedano

Invitan: Rosa Emilia del Pilar Alcayaga Toro, Sociedad de Escritores de Chile y Editorial La Trastienda.

 

Datos literarios de Rosa Alcayaga

 

Rosa Emilia del Pilar Alcayata Toro (Talcahuano), poeta y periodista. Estudió periodismo en la Universidad de Guayaquil, Ecuador (1977 – 1981), país en el que vivió diez años. Magíster en Literatura (UPLA), con su tesis acerca de la obra de Stella Díaz Varín (2009).

read more »

8 abril, 2012

Soliloquio 1999 / Rosa Emilia del Pilar Alcayaga Toro

por chilemexico

Soliloquio 1999

Esa tarde lloré con todo el cuerpo.    Sentada sobre un banco en una plaza desconocida a la que llegué caminando sin rumbo un día viernes con los últimos rayos del sol. Los muertos levantan sus huesos y lloran a la espera de una pluma, me consuelan. Remecida por la congoja que viene desde adentro en que uno rabea consigo misma y escudriña hasta lo profundo para saber de dónde sale tanta mala pata. Y duelen los discursos y las palabras agarradas de soslayo que lanzan los de enfrente. Y el llanto aún no limpia los ojos más bien los enturbia. Los minutos arrastran su paso y extienden el silencio, despreocupados. En rededor manos inútiles. Cortas de cuajo las escasas sobaditas de consuelo. Nada detiene la congoja de meses sin trabajo. Ese día me levanté con un trozo de esperanza. Nunca debí hacerlo. La esperanza cuelga del techo. La quise encerrar en el cuarto oscuro de las desazones, pero ella pugnaba por salir y trató de apretarse a mí cada nueva aurora. Fue cuando resolví amarrarla y dejar que colgara como las cebollas del sur que trenzadas descienden hasta el borde de la cocina. Era extraño. Sin embargo, en tan incómoda posición dormitaba como si no le importara, tranquila, observándome durante las horas en que uno acuesta los párpados aunque no duerma, ella no aceptó ningún otro techo que no fuese el dormitorio. Contando meses con los dedos vacíos armaba aeroplanos y ya casi no salía a la calle. Dejé de contestar el teléfono. Me asustaba al escuchar su desafinada estridencia, sin ritmo, sin promesas. Sólo papeles llenos de ceros amenazantes iban al encuentro diario. Parecían hojas de una biografía desrielada que no encuentra durmientes para aterrizar y te persigue hasta debajo de la cubrecama con que ocultas tus patas de gallo. El ánimo marcó un descenso en la temperatura y el termómetro perdió sentido entre tanto hielo. Desmejoraron las paredes y el mantel ya no tuvo invitados. Un fantasma que tiró la sábana blanca y que se sintió inútil porque ya no quedaron cadenas, era un solitario, sin visitantes a quien asustar, desesperado, pensó transformarse en alguien útil a la sociedad.

read more »

Etiquetas: ,
6 septiembre, 2011

Rosa Alcayaga Toro: “Mil veces mujer… a pesar de todo”.

por Amanda Espejo

Fragmento de nota sobre el libro de Rosa Algayaga Toro:

“La mencionada pluralidad de formas en el libro, la ocasional muestra de la tensión a que se somete el lenguaje, los frecuentes pasajes reflexivos, señalan hacia un sentido en construcción. Es como si todos los aspectos que se intenta integrar y configurar rebasaran en cierto modo las posibilidades no sólo de entregar, sino de captar ese sentido global que se escapa. Así, hay una actitud narrativa que no se agota en la entrega de un significado claro a través de una forma determinada, sino que parece buscar tanto ese sentido como su expresión adecuada, fenómeno por otra parte presente en otros autores chilenos, que hace que su prosa asuma a veces marcadas características experimentales”.

Jorge Etcheverry

(De la página 53)
Los sexos masculinos trotan demasiado últimamente.

“Mi amante me aguarda en el fondo del mar”.
(Federico García Lorca)

Los sexos masculinos trotan demasiado rápido últimamente.

read more »

A %d blogueros les gusta esto: