EL ANIVERSARIO, por José Santana Prado

por chilemexico

31710-indigenous

EL ANIVERSARIO

(Acteal, 22 de Dic. 1997)

PROTESTO

en nombre de la vida que nos ha sido regalada, a ti soldado, a mí,  nativo, moreno,  callado y  me la has quitado con la fuerza de tus armas por orden  del poder y la infamia.

PROTESTO

en nombre de los asesinados por el hecho de ser indígenas y vivir dentro de tierras nobles, las cuales nos fueron arrebatadas.

ACUSO

al ejército mexicano, a paramilitares y policías de haber violado la paz y la verde esperanza de la selva Lacandona con sus máquinas de guerra para desaparecernos.

CENSURO

la flagrante violación de los derechos humanos de 45 de mis hermanos y hermanas (hombres, mujeres y niños) que fueron muertos por las manos frías y asesinas en el pueblo de Acteal el 22 de diciembre de 1997 bajo el régimen   zedillista.

PROTESTO

yo, la mujer indígena, porque cuando me preguntan, ¿cómo está tu corazón? siento que ya no lo tengo, debido a tanto dolor, causado por los que no me quieren a mí y a mi gente y creen que nosotros, los indios, somos basura del México moderno.

ME OPONGO

a la necedad perenne de ustedes los ladinos de quitarnos todo a la fuerza, perseguirnos como a presas de caza, matar nuestros cuerpos e ilusiones y dejarnos sin el patrimonio de tantos siglos.

ME CANSO DE PROTESTAR

aunque nadie me haga caso, será porque creen que soy inferior a ustedes, blancos híbridos, orgullosos de su conocimiento. Ya no se acuerdan que en otros tiempos les he demostrado mi genialidad al haber construido mis majestuosos edificios, mis templos y juegos de pelota, haciendo gala de geometría y perfección pero su eclesiástica ignorancia no les permite reconocerlo, ¿ya no se acuerdan?

 

CONTINÚO

protestando y me pregunto, por qué me matan en el presente, si yo siempre he estado aquí desde el pasado, mucho antes de que ustedes híbridos, llegaran, porque hoy en día nosotros estamos ustedes y ustedes somos nosotros, ¿no lo comprenden?

REPRUEBO

la discriminación racista de los gobiernos en turno que se empeñan en exterminarnos a como de lugar, sin entender jamás nuestras raíces, nuestra manera de ser y de pensar, nuestra forma diferente de vivir.

MI PROTESTA

es válida, porque ustedes presumen de la antigua cultura maya ante el mundo, su mundo, y por otro ángulo nos niegan rotundamente; siendo nuestros ancestros los causantes de tan maravillosa cultura. O sea que, cuando les conviene, nosotros estamos ustedes y cuando no, nosotros no somos ustedes.

LAMENTO

tanto como niño, indígena, el que me hayan dejado solo y sin padres, desde aquella vez en Acteal  en que mataron a mis tatas, propiciando de esa manera mi infelicidad; coartando de igual forma, mi derecho a tener un padre que me enseñe y me proteja. ¿Quién lo hará ahora si ustedes me han dejado huérfano?

TODO ESTO

nos lastima, pues nosotros no tenemos armas, con penurias conseguimos medicinas y algo que comer. Muchos de mi raza ni siquiera hablan el idioma de ustedes, el idioma de Cervantes y don Quijote; y aún así nos juzgan con sus leyes obsoletas porque cazamos iguanas para alimentar nuestros cansados cuerpos. Y nos aniquilan con sus armas de muerte como a perros con rabia.

ME QUEJÉ DEL AYER

colombino y lo hago de nuevo, porque primero fueron los españoles con su pólvora y sus espadas, ahora son ustedes políticos y militares con sus bocas de fuego y destrucción. No se dan cuenta de que ustedes militares, somos nosotros los indios. ¿Por qué el ejército usa indios para matar otros indios? ¿Será que para que la cuña apriete tiene que ser del mismo palo? ¿O será que el  gobierno se lava las manos utilizando el fratricidio de las etnias?

PROTESTAMOS POR LO TANTO

aquí y ahora, ante la autoridad moral de los pueblos y las naciones, queremos que se sepa por medio de nuestra propia boca, que hemos sido masacrados desde siempre, sin suprimir el ahora,  sin olvidar aquel fatídico y triste día en Acteal.

INSTAMOS

por medio del discernimiento que, así como triunfan sus teletones y su nueva cultura de donación de órganos, en ésta su sociedad moderna; triunfe la razón y la justicia, pero la verdadera, no aquella que sólo pueden comprar los ricos, para que tengan conciencia de nosotros, no como seres inferiores, pues somos y existimos por derecho natural de la vida.

Jamás les hemos pedido nada gratuito, debido al orgullo ancestral que aún  brilla sobre nuestras cabezas, pero también exigimos que se nos respete y deje vivir en paz.

 

ETNIAL (ETNIAS UNIDAS DE AMERICA LATINA)

José Santana Prado     

 

 

One Comment to “EL ANIVERSARIO, por José Santana Prado”

  1. El manifiesto que presenta José Santana nos habla de esa hermandad en América Latina y de la negación a nuestro presente indígena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: