Epicentro, José Santana

por chilemexico

el-terremoto-en-chile-no-crear-sismos-en-mxico

EPICENTRO

(Para Chile con amor)

 José Santana Prado

… Y la tierra exhala su hiriente latido.

Lanza con furia su argumento al espacio

mientras la epidermis se convulsiona,

fracturada desde la sima de su aposento

para derramar la desolación sin piedad .

 

Los minutos se tornan en tiempo perpetuo,

el miedo ríe con placidez de los asustados cuerpos

y la angustia recorre agitada la sangre

por los laberintos de la desesperanza.

Así, la tierra gime su incontrolable castigo

contra la vida…y la muerte, expectante,

se apodera con afán de su sombra. 

Tres y treinta y cuatro, plena madrugada.

La tierra se arrodilla temblorosa

incitando a la materia a caer por el piso.

Los cuadros y objetos se desploman sin voluntad.

La pared se derrumba por falta de compasión.

 

El puente quiebra su cintura de concreto

y la carretera, acongojada, se parte en dos.

El mar se recoge en  humildad aparente

para descargar con estruendo su líquido fatal.

 

El famélico océano, mal denominado Pacífico,

abre sus fauces de oleaje mortífero

para engullir todo lo que hay a su alcance.

Poblados enteros pasan a la historia

y los apellidos fenecen también,

llanto y delirio flamea en el viento.

 

La tierra abre su desgarrado vientre

y da a luz, por fin, lo inevitable.

El dolor del pueblo sube de intensidad

como la marea lo hace con su vestido de playa,

cubriendo con su manto de infortunio, el sollozo de la arena.

 

Chile se convulsiona en pálido estertor.

Lágrimas amargas del bicentenario

se desprenden lentas, muy lentas sobre la nación.

Y la noche del sábado veintisiete

un día antes de la luna llena, en febrero,

con todo y  la belleza del cielo estelar,

queda indeleble sobre la historia  de la patria,

 esta página, conteniendo un poema

escrito con los residuos del dolor…

 *****

José Santana, mexicano residente en Chile, nos entrega este poema rememorando  lo sucedido el 27 de febrero de 2010 en el país austral.

Anuncios

One Comment to “Epicentro, José Santana”

  1. Esa fecha fue importante para mi también. La noche anterior me sucedió algo extraño. Dormía y escuché que alguien tocó a la puerta de mi habitación, a esa hora (las 3:00 a.m. tiempo de México) nadie en casa estaba despierto. No prendí la luz pero giré la cabeza hacia esa dirección, entonces sentí que alguien se sentaba cerca de mis pies, no pude dormir más. Tiempo después, al encender el televisor miré las noticias de lo ocurrido en Chile y siempre me sobresaltó la idea de que alguna fuerza quería advertirme algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: