Archive for julio, 2012

27 julio, 2012

INVITACIÓN, presentación libro de Manuel Jofré.

por chilemexico

 

JUAN BOSCH, INTELECTUAL ORGÁNICO

De la ética del escritor a la ética del político.

Domingo 29 de julio del 2012, a las 5:30 Hrs.

Feria Internacional del Libro

Sala José María Arguedas.

Parque de los Próceres, Av. Salaverry 18, José María.

Anuncios
25 julio, 2012

POEMAS de Alí Chumacero Lora

por chilemexico

Aún en el mes  de julio, y conmemorando la fecha de su nacimiento, dos bellos poemas de Alí Chumacero Lora, poeta y editor mexicano (Acaponeta, Nayarit, 9 de julio de 1918 – México, D. F., 22 de octubre de 2010).

Entre mis manos…

 

Entre mis manos vives

en confusión de nacimiento y corazón herido,

como desvanecerse o contemplar

un alto simulacro de ruinas;

sobre mis dedos mueres,

materia pensativa que se abate

bajo el murmullo de mi tacto,

y eres tristeza en mí,

suave como la forma de la nieve,

como cerrar la puerta

o mirar la inocencia de una pluma.

Nacida para mi caricia,

con un perdón que olvida y un comienzo

de éxtasis y aromas,

me acerco hacia tu aliento,

tu oído con mis labios toco y digo

que nuestro amor es agonía,

que escuches mi temor y mi palabra de humo

y que yo, como tú, de noche oigo

cómo se pierde el pensamiento,

confuso entre mi carne y tu recuerdo.

Mas retiro mi rostro de tus ojos

porque ya no podré pensar una palabra

que no habite tu nombre,

y porque surges hasta del silencio

como enemiga que desdeña el arma

y de improviso nace entre las sombras,

cuando sin ti yo no sería

sino un olvido abandonado

entre las ruinas de mi pensamiento.

 

read more »

Etiquetas: ,
18 julio, 2012

Mónica Gómez, “Extraño Amor por un negro francés”.

por chilemexico

 

Extraño Amor

por un negro francés

 

 

PRIMERA PARTE

Ni siquiera la infusión de gálbula para anular el veneno lograba matar el amor de la escritora por el negro francés.

Lo había intentado todo…

Lo había intentado todo. Humillar su belleza comparándola con la imagen de una máscara de oro.

Deshacer el hechizo de su eterna presencia aun en los momentos de ausencia, pronunciando la palabra mágica Kaulakau, llave universal de las puertas del cielo. Hasta repetir en sentido inverso tres veces su nombre, para hacerlo desaparecer de todo lugar sobre la tierra, el alma y el pensamiento.

Pero nada.

Se habían conocido en la casa de antigüedades de Leopoldo Vial Jones, en el tercer remate de la temporada de invierno. (Première partie et contre partie perfecto—pensó la mujer—admirando el hermoso cuerpo negro en el cual el blanco semejaba una armonía similar y contrastante.

(El en cambio, no la vio, con dificultad la logró confundir con una clepsidra, escasísimo reloj de agua, antiguo, transparente y puro, que podría reflejarle su imagen)

SEGUNDA PARTE

EI segundo encuentro había sido en el mismo lugar.

Aunque esta vez a solas.

Sin público que entorpeciera las miradas, la escritora  impúdica lo miró fijamente, ofreciéndole todo,     absolutamente todo, lo que quisiera, cualquier cosa.

Él feral le pidió su imaginación

La mujer se retiró del lugar cabizbaja, su imaginación era lo único que realmente poseía, su más preciado tesoro.

read more »

11 julio, 2012

Papalotzi, los capullos literarios en espera de volar

por chilemexico

Por Reyna Hernández Haro

Desde hace bastante tiempo circula en el panorama literario jalisciense –y mexicano– una revista que “desplegó sus alas” en busca de escritores jóvenes: Papalotzi. Es de reconocer el esfuerzo realizado por el equipo que la integra, pues ha logrado mantenerse vigente entre los lectores. El proyecto me lo compartió Berónica Palacios una tarde de café en 2005; por aquel entonces me hablaba del poema fragtal, del interés por mostrar a escritores en lengua natural y evidenciar esa parte de nuestro país, de la intención de llegar a otros lugares del mundo, de ser un medio por el cual pudieran conocerse escritores valiosos aún en las sombras.

 La revista comenzó a distribuirse en varios lugares de la Zona Metropolitana de Guadalajara, de México y en algunos países donde se encontraban corresponsales de la misma –Chile era uno de ellos–; la persistencia de su Directora, Berónica Palacios,  hizo de Papalotzi un referente cercano para jóvenes escritores de narrativa y poesía, así como un espacio al que acudían investigadores de lenguas naturales de México, por las creaciones originales. Este mérito resultó tan gratificante que se editó un número especial con la escritura realizada en torno a esta temática. Papalotzi no sólo es una revista para estudiosos de literatura, también lo es para los de sociología, antropología, historia o lingüística por la calidad de sus contenidos.

Un par de meses atrás la revista presentó su número 24 en un pequeño lugar de Guadalajara. La asistencia –en su mayoría jóvenes– estuvieron atentos a las lecturas realizadas. Al final, fuera de todo convencionalismo, se realizaba una rifa para motivar la interacción con los escritores antologados asistentes, la presentación se convertía en un festejo.  Comparto con ustedes una entrevista a puertas abiertas con Berónica Palacios para invitarnos a conocer la revista.

  • ¿Podrías hablarnos del concepto de la revista Papalotzi? ¿Cómo surgió la idea? ¿Qué objetivos persigue?

La revista Papalotzi nace en septiembre de 2004 con el fin de promover las lenguas vivas que han sido investigadas en su mayoría por extranjeros. Es un proyecto diferente a lo que se encuentra en el entorno de Guadalajara. Surgió por la necesidad de promover y difundir las lenguas indígenas y que por medio de este vínculo lleguen al mayor número de lectores para acrecentar la conciencia histórica de lo que a pesar de todo, todavía no hemos perdido. Es un proyecto para fortalecer nuestras raíces que a través del tiempo han sido rezagadas en brazos del pasado. Papalotzi se deriva de la palabra náhuatl papalotl que significa mariposa, al tomar una palabra en lengua natural o lengua indígena, el proyecto se compromete a rescatar las lenguas que se aferran a cantarle a la vida en el acontecer cotidiano de los pueblos antiguos y que todavía coexisten en nuestro país.

Papalotzi es un proyecto que nace con el fin de difundir la obra de escritores y artistas plásticos en nuestro estado y en el país. Desde hace siete años a los creadores indígenas se les dio relevancia en las páginas centrales; ellos saben engalanar la palabra con encanto, riqueza lingüística y cultural. En el interior de la revista se concibe un universo de creación literaria ahí, existe un semillero de nuevos talentos, tanto voces emergentes como reconocidas en el medio literario. El compromiso con nuestra patria es redescubrirlas y mostrarlas con arte e ingenio a los mexicanos que hablan español y a los mexicanos que hablan mexicano, llamándole así ellos, a su lengua natural, ya sea náhuatl, wixarika, Chol, tseltal y purépecha entre otras.

Contenido de la revista:

En primera instancia aparece un poema fragtal, que está a pie de página conforme se va leyendo  en cada una aparece un verso hasta concluir el último verso del poema en la última página de la revista, de esta manera se obliga al lector a una segunda lectura. Del 2004-2007 había una sección de semblanza sobre personas comprometidas con el mundo literario, se ha hablado de músicos como Jorge Reyes; talleristas como Roberto Villa; editores como Víctor Manuel Pazarín. De igual manera había otra llamada Juglares dejando huella, en dónde se retomaba el arte de las personas que contaban historias trasmitiéndolas de boca en boca y de generación en generación, allí se trasladan los dichos, tradiciones orales de los pueblos, leyendas y costumbres que todavía susurran algunas voces viejas. Actualmente hay sección de prosa poética, música, poesía y la sección principal está dedicada a quienes continúan usando las lenguas indígenas se incluye una traducción en español y entrevista o panorama cultural del autor o la lengua.

Como la revista es de creación cultural se pretende dar realce a todo tipo de arte y así, promover a los artistas gráficos y plásticos para llegar a ser un vínculo entre los creadores  indígenas y urbanos. Actualmente cuenta con registro de marca y está en proceso el ISSN.

  • ¿Cuántas personas están involucradas en la creación de la revista?

Actualmente somos un equipo de personas que ofrecemos nuestra experiencia en diversas áreas: literatura, diseño, artes plásticas y distribución. Soy la directora, hay un diseñador y un Consejo editorial conformado por cinco personas. El resto de quienes participan, es decir los corresponsales y amigos, nos ayudan a difundir la revista, aunque no son constantes y regularmente cambian.

  • ¿Cómo logras la invitación de escritores en lengua indígena?

La invitación se hace vía internet, ya que en ocasiones cuando se les hace de manera personal aceptan, pero los textos nunca llegan. Amigos indígenas que han creído en Papalotzi nos recomiendan y de esta manera se logran las colaboraciones más preciadas de la revista. Otra manera es contactarlos por redes sociales o blogspots.

  • Hemos observado que ahora no sólo diriges la revista Papalotzi, además están involucrados en un proyecto editorial ¿por qué surge esa necesidad? ¿Cuál es el objetivo?

El proyecto se llama Ediciones Papalotzi, que originalmente inició con la publicación de una antología de poesía que festejaba un aniversario de nuestra revista: el Maripisario. Luego surgió la idea de hacer otro libro, luego otro y así sucesivamente cuando nos percatamos ya teníamos en marcha los servicios editoriales. A la fecha hemos publicado 24 títulos entre poesía, cuento, novela y obras testimoniales.

Nuestro objetivo es abrir una oferta editorial a autores nuevos, que no tienen acceso a las grandes editoriales comerciales y promoverlos en un mercado local y nacional. Aunque se trata de un proyecto independiente a la fecha viene caminando con pasos seguros.

  • ¿Cuáles son los proyectos que siguen?

En este momento estamos preparando un número especial de la revista con autores indígenas de toda América, en conjunto con el investigador Aarón Rueda. Será una de las pocas antologías al respecto y esperemos que tenga buena acogida de la gente. También tenemos un par de libros en preparación y un proyecto colectivo de Crónicas de viaje. En fin, mucho trabajo, pero pleno de expectativas.

Pueden saber más de este proyecto buscándolos en facebook o en:

http://revista-papalotzi.blogspot.mx/

9 julio, 2012

In memoriam Hugo Suárez

por chilemexico

 Por Reyna Hernández Haro

“Te fuiste a otra parte;

dejaste tras de ti

todo aquello que tuviera el rostro

de hoy.”

(Del poema Hoy, Hugo Suárez Domínguez)

El pasado viernes 22 de junio de 2012, Hugo Suárez Domínguez -amigo y compañero  de este proyecto a puertas abiertas- falleció. La noticia nos conmocionó por lo inesperado del deceso; en mi caso llegó una sentida voz chilena expresándome lo que aún no podía concebir, después vendría la confirmación desde Chiapas. En momentos como estos es cuando se agradece que la tecnología acorte las distancias.

Fue a través de la palabra que le conocí brevemente, esa palabra tan imprescindible para él, esa palabra-hechicera que buscaba en toda creación, algún mensaje en este blog o alguna conversa vía correo electrónico; pese al poco tiempo que tuve para compartir con él, esa mañana lluviosa del viernes 22 de junio la noticia me movió la tristeza más honda.

Días antes me había hecho llegar a esta tierra tapatía un ejemplar de su libro Vuelos de papel (con esa generosidad que mostraba siempre) el cual venía acompañado de una pequeñita compilación de versos: Nos hicimos de palabras. Hugo con estos textos me compartía su perspectiva del mundo a través de la mirada de un niño o del ejercicio de la memoria para recrear escenas añejas y superponía a la palabra como el único medio para acercar al ser lejano. Con ello, miré que Hugo tenía una facilidad para trabajar la escritura narrativa y poética capaz de poder involucrar al lector en cada línea.

Vuelos de papel se compone de dos partes: una primera, narrativa y una segunda, poética; los versos de esta última son breves, sin título, divididos en tres tiempos, cargados de un ritmo pausado y estético, cual voz que en medio de una tarde bohemia nos cuenta de la tristeza por la lejanía. En tanto, los cuentos reunidos en el libro son el encuentro con otro sujeto, otra voz que nos hace recordar anécdotas, los cuentos emergen como catalizadores de nuestra propia memoria.

Su narrativa es poesía y su poesía son imágenes. Cuentos como “Música a contraluz” y “Sitio preferencial” marcan un ritmo semejante a sus poemas en Nos hicimos de palabras. En tanto en sus versos se advierte esa condensación de imágenes que el lector añade, sustrae y completa.  La lectura se disfruta a pesar del tiempo y la taza vacía.

El tema constante en Hugo era el comunicarse a través de sus escritos, el establecer contacto íntimo con el interlocutor y mantener largas conversas. Hugo se reconoció heredero de lo que Neruda anotaba “se han llevado el oro y nos han dejado el oro, la palabra”; Hugo también se ha llevado el oro inmaterial del afecto y nos ha beneficiado con la palabra:

Puede ser este aire viscoso

o el viaje que nunca haré a la luna:

hoy amanecí nostálgico hasta la empuñadura.

Puede ser

que duele dejar deshabitado

el tiempo que se va

que hoy no llegó el correo,

que hay sobre la mesa migajas,

no palabras;

que de niño perdí un escapulario

y pensé en la pena capital

y en el destierro.

A %d blogueros les gusta esto: