POESÍA de Uberto Santos, “el poeta bucólico”.

por chilemexico

A propósito del último enlace virtual entre Chile y México, e incentivados por la bella poesía de Uberto Santos que se leyó en esa ocasión, dejamos con ustedes algo del poeta, su andar y sus letras.

 

FRUTA SOLAR
                 ¿Por qué,  si soy fuego, no te fundo?
                            Salvador Díaz Mirón.
¿Quién es aquella
             que sin tocarme
desata el fuego
              de mi voz?
*
Mujer:
Desde el aliento de  los montes he venido
a deshojar la orquídea de tu vientre
En ti derramo mis ojos de coyote
mi mano áspera de mico entre tu cauce escarba
En tus cabellos se alborotan como enjambres mis
                                                        (  palabras
Y en tu boca mi voz madura como las frutas en la
                                                       ( fronda
He aquí que entre tus pechos soplo con hocico de
                                                       ( ciervo
De mis pupilas,
                          flores de fuego me desprendo
para tu risa de muchacha.
*
Como si Dios
me hubiese visto triste
me trajo a conocerla
Y aquí estoy
bañándome en sus ojos de gacela
*
Mujer:
De ti ha de surgir
toda la fuerza con que hable
Y este maíz que soy
ha de estallar en flor cuando te ame
*
Igual
que un río de violentas lenguas te tiendes
Qué brasa más alta y más viva tu boca
Qué animales más desnudos tus pechos
Parece que sólo llegaste para ser lumbre
¡Oh hija del trópico!
*
Mujer:
Con qué voz te habría de nombrar
si yo no hubiera saltado de tu lumbre
Con qué lengua estaría yo cantando
Yo vengo de esa luz y mi nombre es fuego
Lo que ahora salte de mí
sea para alumbrar,
quemar
*
¿De qué tamaño habrá de ser
esta pasión con la que vivo?
Digo,
¿de qué tizón vendrá la brasa
con que escribo?
*
Al valle
de los frutales yo he venido:
Y, he aquí,
que ni el más dulce de los racimos
se igualan con tu vientre,
ni la más selecta de la uvas
habrá de compararse con tu lengua
¿Qué variedad habrá de ser
aquella que me llama y me embelesa?
¿De qué árbol manaron tus amores?
*
Yo te amo
porque sólo naciste para el fuego
*
Agua terrestre vienes
Y en la parte más dulce de tu cauce
una castaña traes ardiendo
¡Oh hermosa!
Bebo en tu piel
con la misma intensidad que el sol
lame la espalda de los templos.
*
Asciendo a la noche por tu cuerpo
luego desciendo, cantando,  como el que se ha
                           (embriagado de un agua frutal,
de siglos
*
Río de lumbre mi mujer
Arpa de treinta mil cantares
He aquí
que hasta las aguas estiran el cuello
                                       (para oirla:
Las piedras quedan con la boca
                                        (abierta
*
Esta es la casa del amor:
A mi mujer
la peino y la despeino
con mi canto
De tanto que la nombro
quema mi aliento su talle de mazorca
Los tordos de su pelo
vuelan en llamas
*
Ella tiene para mí
todos los nombres de la tierra:
Su voz.
como el bramido de la cierva
Cual llama trepa su cuerpo en el mío
Cual agua desnuda penetra en mis ojos y canta:
Oh carne mía
Oh trementina de mi arbolado incendio
*
Árbol
sería mi pecho si llovieras
Jabalí,
mi cara mordisqueándote:
Así desgarraría el fruto de tu voz
Así te beberían mis palabras
Así me enroscaría sobre ti
como el que por primera vez toca mujer
                                     (y se come al mundo
*
Si estás hecha de mí,
¿por qué te lloro?
¿Por qué me fundo con tu voz,
y si me tocas, me derrito?
  *
Mujer :
Fruta de todo el tiempo
 Fruta que no empalaga
Fruta que si la muerdo,
muerde por dentro
Con sólo verte
agua se me hace
el pensamiento
*
El árbol
que me vio crecer, me dijo:
A la mujer
hay que comerla con cuidado,
                               (despacio,
como si tuviera espinas.
*
Mujer:
Cómo decirle a tu piel
                  que no me basta,
que no me lleno con tocarla
                   y  deshojarla
El canto pido que se alargue,
                   que se afile,
Para comerte trozo a trozo
Hasta la sombra
*
Para qué
la carne de faisán
la carne de perdiz
la carne de venado
Para qué
Si  fruta solar
estoy comiendo
*
El sol  y las mujeres me endulzaron
Hicieron de mi cuerpo una colmena
*
si ya he bebido hasta tu andar,
¿qué más me queda por beber?
*
¿Ocultándome de quién estoy  amando?
¡Basta!
Que la arboleda acuda ya
y me delate
Que si la arcilla ha de hablar, ¡Hable!
o permanezca muda para siempre.
*
Ah fruta solar,
la más soñada, deseada. llorada
de las frutas
Fruta que con los ojos la desgajo,
                                    (la desvisto
Fruta bendita, alta, riente, mía:
Fruta que le robé a Dios
mientras cuidaba su frutal y se
                                    (dormía
*
Ni bien
termino de nombratrla
y ya la extraño
Como si Dios la hubiera hecho
                          (de mi canto,
de mi sombra, de mi llanto
*
Dulcísima mujer:
No en vano los bardos te han cantado
con verbo purísimo de lumbre
Pues no he visto
                 (arcilla más hermosa
que la que porta, riendo , la alfarera,
ni mas apetecida fruta
                 (que la que el sol
baja a teñir entre la fronda
Aquí voy a quedarme, aquí:
como la iguana dentro de su cueva,
como el tejón
prendido de su rama
*
Y es que uno
debe de amarla sin descanso,
sin remedio
 Amar, amar,
hasta perder el pensamiento
Morir de tanto amar y no morir
                         (contento
********************************************

 

CERCANÍA DE TU VOZ

 

 

Sobre las hojas de la noche
duerme tu voz
te oigo venir desde quién sabe qué grito
desde pasos ajenos
repitiendo tu misma muerte
solo
sin morir
sin llorar
sin caer
definitivamente.

********

Nací
con el canto del tamazul:

Mi madre fue un árbol de agua
donde un río mordía su vientre y era mi padre

Con la savia que mandaba en su tronco
me fui volviendo esta carne

Luego
como los frutos que han escuchado el llamado
de la tierra
me fui desprendiendo de mi rama
dejando los tallos temblando del agua

He aquí
el fruto que soy

el agua escribiendo.

Fragmento de : Árbol de agua.

*******

Estoy aquí
Inventándome un nuevo latido para que me oigas,
para que seas la lluvia que no tuvo mi sed.

Estoy aquí
y no soy más que el llanto que tuviste por herencia,
la pinche piedra que siempre dio con tu pie,
viejo verde,
triste nauyaca, estoy aquí
así hasta que el viento me llene de tu cuerpo.

Fragmento de: Para llorar a solas.

 


Uberto Santos, originario de  Chachí, municipio de Venustiano Carranza, antiguamente denominado San Bartolomé de los Llanos.  Poeta entregado al canto de la naturaleza y su exuberancia verde y transparente, esplendor que el cantor nombra y renombra, emulando el acto germinatorio de la Tierra  en su poemario “Arpa vegetal”, libro editado por el Consejo Estatal para las Culturas y las Artes (Coneculta). Allí, Uberto hace sonar la música del árbol, las raíces, la milpa, los ciervos, las guacamayas y muchas otras aves. Los versos de esas páginas, colmados de metáforas e imágenes tornasoladas, se desprenden como frutas, como flores, o risas de muchachas. En sus versos, Uberto Santos sigue el rastro de la palabra a través del tiempo y del espacio; la sigue como si ésta fuera una serpiente, un ave, un incendio o un río. Su ánimo expectante se va detrás del lenguaje como detrás de una roca que baja rodando desde el cerro, como el toro que corre tras la hembra, como el ave que con alas canta, o la sangre desatada y el viento que vuela.

En otro de sus libros:  “El agua desbocada”, la emoción se desborda aún en aquellos versos que se mueven lento como lagartos. Se trata de un poemario que se recrea en la existencia libada entre el cantar del monte, del bejuco, la zarza y el árbol, entre el alarido de los micos, el bramar del jabalí y el silbido de la perdiz (…)

Como poeta ha obtenido los siguientes premios: Tercer lugar en el “Premio Estatal de Poesía Joven”; primer lugar en el Premio de Poesía “Rodulfo Figueroa”; primer lugar en el Premio de Poesía en los “Juegos Florales de San Marcos” segundo lugar en el premio Nacional de Poesía de la Revista Punto de partida de la UNAM; primera mención honorífica en el Premio Nacional de Poesía en los “Juegos Florales Universitarios” del Estado de Campeche, en 1993.

Obras publicadas: Para llorar a solas, 1986; Casa del sur, 1994; El agua desbocada, 1995; Rescoldo bajo el agua, 2000; Cantar del fuego (breve antología), 2002 y Arpa Vegetal, 2004.
Una completa reseña  de Marisa Trejo Sirvent sobre este autor, la pueden ver en el siguiente enlace:

 

http://marisatrejosirvent.blogspot.com/2011/11/uberto-santos-rescoldo-bajo-el-agua.html#!/2011/11/uberto-santos-rescoldo-bajo-el-agua.html

 Otros sitios:

http://econegro.blogspot.com/2007/08/un-poema-de-uberto-santos.html

La hermosa ilustración para este post, se agradece a:

http://cosodeilustradores.blogspot.com

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Etiquetas: , ,

3 comentarios to “POESÍA de Uberto Santos, “el poeta bucólico”.”

  1. Muy hermosa esta publicación hecha “a varias manos”. Loable el fin de ella: difundir en otras tierras la palabra de este poeta mexicano que, me ha sorprendido enormemente al escuchar la lectura de uno de sus textos durante el enlace bi-nacional, y después, al rastrearlo por la red y rescatar cada “pedacito” de él que pude encontrar para hacerme una idea de su valía. La fotografía y texto largo, enviados desde México, sin duda enriquecen la labor de editorial y le dan rostro y grafía a lo ya escuchado.
    Quedamos encamtados.

  2. Leo en la poesía de Uberto tanta pasión y entusiasmo como la naturaleza entrega. Que sirva este espacio para conocernos en nuestras letras.

  3. Cantar de fuego antología poética del maestro uberto santos, simplemente extraordinario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: