Guadalajara y el té de frutas “sueltas”.

por Patricia Gomez

 “El Café es un acto notarial que certifica que los próximos cinco minutos valdrán la pena”. Esa frase está escrita en una de las paredes en que por dos días hemos ido a disfrutar un té de “frutas sueltas” junto a mi amiga Socorro Carranco, poeta Chiapaneca que me acompañó a la feria de Guadalajara (Fil 2011). Pero ahora no quiero hablar de la Fil 2011, si no de las siempre gratas sensaciones que me acompañan cuando vengo a México, como el disfrutar de este té y este singular café. El lugar es cálido a morir, las paredes color pastel, en cada borde que choca el cielo de cada una de ellas hay una frase como la que da inicio a este artículo-reflexión, te entretienes leyéndolas y te hace imaginar esos cafés en los que seguramente se juntaban Bodelaire y sus amigos a destripar la sociedad e imaginar o desear un mundo mejor.

 Llega el mozo con el té, humeante y de un color rojo intenso, sobre el bode de la taza se amontonan un montón de trozos de frutos que flotan como si quisieran salvarse de una “muerte anunciada”, cuando los miras con detención te das cuenta que están ahí para que los comas mientras bebes, eran sabrosísimos. Lo hago y mi boca se llena de una sensación de delicado placer. Trato de adivinar, ¿manzanas, guindas?, imposible hacerlo, solo disfrutarlos. La gente entra y sale. Unas mexicanas en la mesa continua no paran de hablar gesticulando con viveza, todas las mexicanas hablan con las manos y siempre están llenas de vida, una parte de mí, las envidia. No quiero hablar, solo mirar e imaginar, ¿cómo habrá sido vivir en esta ciudad inmensa, de edificios llenos de historia, de plazas tan largas y con calles que se cruzan para dar forma a una cruz como recordándole a Dios que si nos mira desde lo alto estará la cruz pero no su hijo en ella. Que ya somos buenos. Imaginar cómo habrá sido ese auspicio cuando albergaba a cientos de pequeños niños, edificio que ahora se viste con los murales de Orozco.

 Socorro caminó fiel a mi lado, como esas amigas que ya no existen, incondicional. Reyna una joven, dulce y agraciada mexicana que forma parte de la corporación y que sin conocernos nos paseó por su ciudad hablándonos de ella como quien habla de algo propio, con tanto orgullo y cariño, mostrándonos sus calles y su gente, con una voz firme, de esas bien firmes (más vale creo yo tenerla de amiga). Docente de la Universidad de Guadalajara y quien vivió en Chile por tres años mientras hacía una maestría en literatura, va mi gratitud y amistad incondicional para ella y su familia.

 En resumen, mi viaje estuvo pleno, como siempre suele suceder cuando voy y vengo de ese hermoso y querido país, donde tengo el privilegio de que me acompañe gente, amigas, con las cuales tu sabes podrías transitar un gran camino y nunca cansarte de su compañía.

 Guadalajara, la ciudad de la cultura. La ciudad donde se encuentra la vida en todas sus facetas y donde la gente muestra esa necesidad de expresarse continuamente. Gracias por recibirme en tus calles, esas que desbordan la vida en todas sus facetas.

Patricia Gómez

5 comentarios to “Guadalajara y el té de frutas “sueltas”.”

  1. MUY BIEN PATY. FELICIDADES POR TU PARTICIPACIÓN EN LA FIL. PERO SOBRE TODO, MI APRECIO COMO MEXICANO, POR EL ALTO CONCEPTO QUE TIENES DE MÉXICO Y SU GENTE. QUE BUENO QUE MI PAÍS SE META POCO A POQUITO EN EL CORAZÓN DE LOS CHILENOS, A TRAVÉS DE TI.

    UN ABRAZO.
    J. HUGO SUÁREZ DOMÍNGUEZ

  2. A cualquiera le da una alegría enorme escuchar conceptos agradables sobre el lugar que habita y ama. Gracias Paty, por este reconocimiento a mi patria y como dice Hugo que poco a poco viva México en el corazón de los chilenos. Un abrazo cariñoso

  3. Muy bien graficado el momento, las sensasiones, los olores, y sobre todo, el cariño que sientes por el pueblo mexicano. ¡Qué agradable compartir un tecito así!

  4. Gracias Paty por las lindas palabras. Fue muy grato recibirlas y mostrarles un poco de lo que hay por acá. Un honor poder acompañarlas en la presentación de los libros.

    Todos tienen la puerta abierta para visitarnos. Guadalajara está llena de cosas interesantes. Saludos.

  5. Queridos amigos, mexicanos y amanda (única Chilena en estos comentarios), sí somos uno, nada nos separa y hay tanto que nos une. Ojala la tierra fuera más pequeña para mirarnos más seguido.
    Un abrazo cariñoso y ya estoy extrañándo ese té de frutas sueltas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: