La economía Ambiental, ¿Disciplina o Necesidad?, por Nancy Gabriela Franco Guillén

por chilemexico

Introducción
El ambiente poco a poco ha ido adquiriendo un estatus de bien económico porque muchos recursos naturales, como el agua y algunas fuentes de energía no renovables demuestran su agotamiento previsible. Al mismo tiempo, los bienes naturales, aun cuando sean insumos indispensables del proceso productivo, presentan características de bienes no económicos, por no poseer precio ni dueño.

Figura 1. Agotamiento de los recursos naturales.

Las consecuencias de las actividades económicas no se limitan tan sólo sobre aquellos que deciden realizarlas, sino que afectan a terceros. Los problemas ambientales se consideran problemas económicos derivados de las externalidades que pueden solucionarse como si fueran transacciones del mercado (Barkin, 1998).
Problemas como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, el agotamiento de recursos tanto renovables como no renovables, la contaminación del suelo y del aire, entre otros han provocado una crisis económica-ambiental en el mundo.
Todos estos problemas se visualizan de diferentes formas entre los países desarrollados y los que están en vías de desarrollo. Existe una lucha desmedida por apropiación y agotamiento de los recursos naturales, ya sea de bosques, lagos, la venta ilegal de gran biodiversidad en animales y plantas, sobre todo un uso indiscriminado del petróleo, causa principal de guerras en diferentes partes del mundo.
En la concepción utilitarista, el medio ambiente tiene un valor de uso para los individuos; contrariamente, en la concepción conservacionista, tiene un valor de no uso, un valor pasivo. El valor pasivo es un valor intrínseco a la naturaleza. Algunos ecologistas lo llaman valor de existencia. Se trata de preservar la naturaleza viva o inerte independiente en cualquier utilidad (Barkin, 1998), sin embargo actualmente ambas percepciones, tanto la utilitarista como la conservacionista están llegando a un equilibrio que contemple ambas visiones.
Las decisiones tomadas tienen impactos ahora y en el futuro. Si se manejan estas decisiones mediante principios de precaución se protegerán a las generaciones futuras de impactos inciertos no deseados sobre los recursos del ambiente.
En la economía ambiental los derechos privados y públicos, las relaciones beneficio-costo, la asignación óptima los recursos y de los sujetos de contaminación se hacen teniendo en foco al sistema de precios los cuales son nudos ventrales generadores de la degradación ambiental y social. (Felipe Reyes,Teresa Bravo 2008). Actualmente en ella se desconocen cuestiones básicas del funcionamiento de los ecosistemas, los impactos negativos del crecimiento económico y las diferentes formas de la distribución de los beneficios y cargos en la sociedad; refiere la forma de manejo y asignación de costos en la disposición de residuos, contaminación, aire, del agua y por ejemplo la degradación o conservación de los suelos, también está vinculada con iniciativas de conservación de los recursos naturales a través de la compensación por su conservación, algo de interés los mecanismos de financiamiento de la consevación y desarrollo (Banco Mundial, FMI, Fondos GEF) y de Organizaciones Internacionales de la conservación como The Nature Conservancy (TNC), Conservación Internacional (CI), y el Fondo Mundial para la Conservación de la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) (Hernández Castro 2009).

Las sociedades que se encauzan en torno al mercado, permiten que ésta, en conjunto con el gobierno organice el sistema de producción y consumo; este sistema necesita de factores de producción para lograr su funcionamiento. Estos factores originalmente se denominan tierra, trabajo y capital. Con el desarrollo de las teorías del crecimiento, los factores de producción se redujeron a considerarse simplemente como distintas formas de capital: capital natural, capital humano y capital hecho por el hombre.
CONTEXTO LOCAL
Para el periodo de 1995-2000, en Chiapas se reportó una tasa promedio de deforestación entre 45 y 60 mil ha por año, de las cuales sólo se logran recuperar aproximadamente 22 mil 500 ha por año, compuestas de la siguiente manera: 20 mil ha por acciones de reforestación; 2 mil ha en manejo forestal y 500 ha mediante plantaciones forestales (forestación). (Plan de Desarrollo Chiapas Solidario 2007-2012). Aun cuando su protección y restauración son por sí mismas una prioridad, éstas representan un enorme potencial de desarrollo para las comunidades. Asimismo, el deterioro de la vegetación nativa en las partes altas de las cuencas de Chiapas, debido a la tala inmoderada y al cambio del uso del suelo, incendios y la apertura de zonas agrícolas en zonas con vocación forestal, ha provocado que menor volumen de precipitación se vea retenida, aumentando con ello los escurrimientos aguas abajo, y la erosión de las capas superficiales que conforman la serranía y laderas.
Actualmente Chiapas está experimentando importantes cambios sociales, políticos, culturales, ambientales y económicos en su vida diaria; no obstante, son difíciles las condiciones derivadas de los accidentes orográficos, que dificultan el avance armónico entre lo socioeconómico de municipios y regiones que conforman una marcada dispersión poblacional, aunque se han estado experimentando importantes cambios sociales, políticos, culturales, ambientales y económicos en su vida diaria.
La cultura del aprovechamiento y manejo de los recursos refleja percepciones de abundancia equivocados: se piensa que los recursos naturales no tienen por qué agotarse, de manera que la cultura de no pago provoca que éstos se exploten con muy poco control; la sobrepoblación, incidirá cada día sobre mayores cantidades de alimentos, mejores espacios y la necesidad de crecimiento económico que aplicará una dramática presión sobre los recursos naturales.
Se puede ponderar considerablemente todo lo relacionado con educación y cultura ambiental unida a la implantación de herramientas de planeación ambiental como el manejo integrado de las cuencas, incluyendo la restauración y conservación de la cobertura forestal y el ordenamiento ecológico y territorial. Así mismo, debido a las condiciones actuales del ambiente, se requiere con urgencia el monitoreo y control de la contaminación en sus diferentes manifestaciones, estableciendo sistemas de inspección y vigilancia, de conservación y remediación de los pasivos ambientales generados por la agricultura, ganadería y las actividades industriales.

Conclusión:
Es necesario que exista un equilibrio entre las decisiones ambientales y económicas debido a que el modelo de desarrollo actual no contempla variables de equilibrio ecológico en la economía, estamos aún en tiempos de hacer buen uso de nuestros recursos naturales; dándoles protección y mejores vidas a las generaciones futuras y poniendo en marcha prácticas económicas ambientales así como iniciativas que aporten beneficios a la humanidad y al medio ambiente.
FINALMENTE ¿ LA ECONOMÍA AMBIENTAL ES UNA DISCIPLINA O UNA NECESIDAD?
Las variables ambientales y sociales deben contemplarse con la relevancia necesaria en la ecuación de desarrollo, la economía ambiental tiene que analizarse, plantearse y utilizarse para que la humanidad pueda estar a la altura de las circunstancias actuales, de no ser así, se corre el riesgo de un colapso de magnitudes aún no vistas.
Referencias

1. Barkin. D. (1998) Riqueza, pobreza y desarrollo sustentable. México: Editorial Jus y Centro de Ecología y Desarrollo. Documento web: http://www.anea.org.mx/publicaciones.htm [10 ago 2006].

2. Deuda Ecológica y Deuda Externa, Encuentro Continental Deuda Externa y el Fin del Milenio Alerta Verde número 78 Quito, Acción Ecológica, 1999

3. Plan de Desarrollo Chiapas Solidario 2007-2012. Página Web: http://www.chiapas.gob.mx/media/plan/EJE4.pdf

4. Economía Sustentable y Cultura Financiera. Antología. Beberly Hernández Castro. Secretaría de Educación Pública, 2009.

5. Ambiental México (bitácora):
http://www.anea.org.mx

Anuncios
Etiquetas: ,

One Comment to “La economía Ambiental, ¿Disciplina o Necesidad?, por Nancy Gabriela Franco Guillén”

  1. Nos hace pensar mucho este artículo. Mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: